infomigration.com

EEUU cierra opción de Visas H-1B a profesionales extranjeros

Cuatro días después de la apertura, el servicio de inmigración estadounidense anunció este viernes el cierre de la ventanilla para la recepción de solicitudes de visas H-1B “porque recibió suficientes peticiones”.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) dijo en un comunicado que había alcanzado la cantidad máxima de peticiones de visas H-1B para el año fiscal 2018.

La USCIS otorga cada año 65,000 de estas visas para profesionales extranjeros, más una cuota adicional de 20,000 cupos destinados a profesionales graduados de universidades estadounidenses con un título de maestría o un grado similar.

Previo a la apertura, había señales que indicaban que el gobierno del presidente Donald Trump haría modificaciones al reglamento. Sin embargo, la USCIS anunció el proceso bajo las mismas normas del año pasado.

La agencia reiteró que entre el lunes y hoy viernes recibió suficientes peticiones, y agregó que “rechazará y devolverá el dinero de todas aquellas peticiones que reciba de ahora en adelante, y también de aquellas que sean rechazadas”.

Solo peticiones exentas

Asimismo, la agencia precisó que continuará aceptando y procesando solicitudes exentas de la cuota anual de 85,000 cupos, entre ellas las relacionadas con los siguientes casos:

  • Extender la fecha de estadía que un trabajador H-1B puede permanecer en Estados Unidos.
  • Cambiar los términos de empleo de un trabajador H-1B.
  • Permitir que un trabajadores H-1B cambie de empleador.
  • Permitir que un trabajador H-1B l trabaje en una segunda posición autorizada para esta visa.

Guerra al abuso

El lunes, coincidiendo con la apertura de recepción de solicitudes, la USCIS anunció una serie de medidas para impedir y detectar el fraude y abuso relacionado con las visas H-1B.

La agencia explicó que si bien el programa ayuda a las compañías estadounidenses a reclutar ciudadanos extranjeros altamente capacitados cuando exista una escasez de trabajadores cualificados en el país, ha detectado que trabajadores estadounidenses que están igualmente cualificados, dispuestos y merecedores a trabajar en estas áreas han sido ignorados o injustamente desfavorecidos.

“Proteger a los trabajadores estadounidenses mediante la lucha contra el fraude en nuestros programas de inmigración basados en el empleo es una prioridad para USCIS”, apuntó la agencia. Y aseguró que a partir de ahora adoptará un enfoque más específico cuando realice visitas en todo el país en relación con los peticionarios H-1B y lugares de empleo de empleados H-1B.

No hay vía rápida

El gobierno también recordó que se encuentra suspendida la vía rápida para tramitar las visas H-1B, una medida que según el gobierno obedece al alto número de solicitudes acumuladas en los últimos años, y que en algunos casos las demoras superan los 240 días.

“Mientras el procesamiento prioritario de peticiones H-1B esté suspendido, los peticionarios no podrán presentar el Formulario I-907”, requisito básico para gestionar el documento en un par de semanas, dijo la agencia.

El Formulario I-907 sirve para pedirle a la USCIS que priorice el trámite de la solicitud I-129, Petición de Trabajador no-inmigrante, a cambio del pago de una cuota adicional.

Según la agencia, esta suspensión temporal del programa de procesamiento prioritario “ayudará a reducir el tiempo total de procesamiento de las peticiones H-1B”, y al mismo tiempo le permitirá procesar peticiones que han estado pendientes por largo tiempo debido al alto volumen de solicitudes.

En el radar de Trump

El programa de visas H-1B se encuentra en la mira de Trump desde la campaña presidencial, cuando amenazó con modificarlo. A comienzos de febrero se filtró a los medios una propuesta de la Casa Blanca que pidió revisar si visas como la H-1B quitan trabajo a los estadounidenses. El documento propuso al presidente Donald Trump revisar las regulaciones del programa que permiten a extranjeros trabajar en Estados Unidos.

El 23 de enero Univision Noticias tuvo acceso a un borrador que iba acompañado de una propuesta de orden ejecutiva titulada ‘Protección de empleos para los estadounidenses mediante el fortalecimiento de la integridad de los programas de visas para trabajadores extranjeros’.

El borrador, que hasta ahora no se sabe si Trump lo activará, proponía un plazo de 90 días para que el secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) “revise todas las regulaciones que autorizan a extranjeros trabajar en Estados Unidos”, y determinar qué leyes de inmigración van en contra del interés nacional para que sean eliminadas.

Univision

Freddy Campos

Agrega un comentario

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 246 suscriptores