infomigration.com

Conozca las medidas más estrictas contra la inmigración ilegal

Durante los últimos años, varios países alrededor del mundo han aplicado fuertes medidas para detener la inmigración ilegal, esto debido a las fuertes cifras de personas que emigran de su país de origen sin ningún documento legal que les permita poder residir en una nación extranjera formalmente.

A continuación le presentamos las medidas migratorias más estrictas:

Muro fronterizo entre los Estados Unidos y México

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, tomó como tema primordial en su campaña presidencial en las elecciones del año 2016, la construcción de un gran muro fronterizo entre EE.UU y México, esto con la finalidad de detener la inmigración ilegal proveniente de centroamérica.

En 2018, Trump discutió sobre el muro fronterizo con el congreso y pidió más de 2.500 millones de dólares para invertir en su construcción y la seguridad migratoria en la zona, pero solo pudo obtener 1.600 millones de dólares para su elaboración en varios pueblos y zonas que limitan con México.

Inmigrantes rechazados en Italia

Desde el año 2016, Italia fue la entrada de los migrantes provenientes de Europa y parte de África, todo esto gracias a los acuerdos migratorios de Dublín, los cuales obligan a un país europeo a gestionar los trámites de migración de un extranjero hasta que este pueda estar legal en el territorio.

A partir del mes de noviembre del año 2018, Italia aplicó un decreto que endureció estrictamente las políticas migratorias, la cuales consisten en eliminar los asilos humanitarios, entregar permisos de trabajo con una durabilidad no mayor a un año y deportar a los extranjeros que sean considerados un peligro para el país.  

Campos de inmigrantes en Australia

Desde el año 2013, el gobierno de Australia ha rechazado de forma sistemática, el ingreso de barcos de inmigrantes provenientes del continente africano, situación que ha tenido demandas por parte de las ONG. Debido a eso, las entidades gubernamentales junto a las autoridades migratorias australianas, envían a los refugiados a grandes campos de concentración de inmigrantes ubicados en la isla de Nauru o la de Manus, en Nueva Guinea.

El gobierno de Australia ha asegurado a las organizaciones mundiales que este tipo de medidas salvan las vidas de los inmigrantes, debido al riesgo que significa viajar de manera ilegal al país. Así mismo, esas leyes migratorias han logrado que el nivel de solicitudes de asilo humanitario disminuyera.

Imagen cortesía de El País (https://elpais.com). Todos los derechos reservados

Carrito

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 485 suscriptores