infomigration.com

Guía de lo indispensable antes (y después) de emigrar

Primero que nada hay que estar claros en algo, no todas las migraciones son iguales, ni se motivan, ni se realizan bajo las mismas condiciones o circunstancias. Lo que sí es cierto es que mientras más investiguemos e indaguemos sobre el antes, durante y después de migrar, estaremos mejor preparados para afrontar el cambio o los inconvenientes que puedan presentarse.

Es por ello que hemos decidido hacer una lista de los principales factores a considerar al momento de emigrar. Todos los puntos enumerados a continuación tienen una gran relevancia en el proceso migratorio y deben ser tomados en cuenta:

 

1. PLANIFICACIÓN

Es casi implícito que ya el hecho de tomar la decisión de emigrar forme parte de una planificación en sí misma, ya sea por estudio, trabajo, emprendimiento u otro motivo, pero ¿qué hay mas allá de tomar la decisión?

¿Es el país a donde voy el mejor sitio para desarrollar mi negocio? Después de estudiar, ¿ese país me brinda oportunidad para desarrollar mi profesión? ¿Los profesionales de mi área son bien pagados en ese país?

La planificación es más que definir un destino y una meta a corto plazo, se trata de abarcar lo más ampliamente posible el abanico de situaciones que pueden presentarse y tener alternativas o planes A, B y C en caso de que las cosas no salgan como lo hemos planeado.

¿Qué pasa si mi negocio no despega? Si emigro con un estatus legal pero en busca de empleo, ¿para cuánto tiempo están estimados mis ahorros en el caso de no conseguirlo? Si emigro con trabajo, ¿mis ingresos me permiten ahorrar para invertir en alguna propiedad? ¿Es recomendable?

La planificación en general engloba muchos puntos que abordaremos de manera más detallada más adelante.

 

2. INVESTIGAR EL PAÍS DE DESTINO

Muy de la mano con el punto anterior, la investigación sobre el país de interés es vital.

Clima, cultura y región

Éste es un aspecto muy importante que suele dejarse en segundo plano al momento de emigrar. En la mayoría de los casos las personas suelen considerar las oportunidades económicas o profesionales del país al que quieren emigrar, sin tomar en cuenta el choque cultural que ello podría implicar. El clima, la cultura y la región del país en cuestión son factores importantísimos. Tanto es así, que incluso podrían determinar el hecho de que usted pueda quedarse en el país hasta alcanzar la meta que se planteó al llegar.

Debes tener en cuenta que mientras más lejano sea el destino migratorio de tu país de origen, más probabilidades hay de que estos tres aspectos que mencionamos sean muy diferentes a lo que estás acostumbrado. Investiga, ingresa en foros de inmigrantes y documéntate todo lo que puedas para saber si el destino que elegiste va contigo.

Idioma

Este es quizás el primer aspecto que una persona toma en cuenta al momento de migrar: ¿Conozco el idioma? 

Las personas tienden a confiar en su nivel de inglés y subestiman la importancia de prepararse adecuadamente para tener un dominio avanzado del idioma. No es lo mismo entender el idioma que hablarlo. Es muy distinto hablar de manera informal que de manera técnica y especializada. Por ello, nuestra recomendación es que te prepares todo lo posible antes de emigrar al país que deseas. Estudia mucho y familiarízate todo lo que puedas con el idioma, esto hará una enorme diferencia al momento de buscar empleo ¡Te lo garantizamos!

Economía

Saber cuánto vale la moneda del país de interés siempre da una referencia de su economía. Investiga cuánto es el sueldo mínimo, cuánto equivale en US dólares (si no es Estados Unidos) y compáralo con el ingreso o gasto estimado que has planificado. Una vez hecho esto, debes hacerte la siguiente pregunta: ¿Realmente puedes vivir con eso? Y además conviene investigar qué porcentaje de tus ingresos van destinados al pago de impuestos.

Conocer el gasto mensual de servicios de primera necesidad es un aspecto muy importante a tener en cuenta ya que te ayudará a tener una idea de cuál es el coste de vida en el destino al que quieres emigrar. Saber cuánto cuesta un alquiler mensual, servicios de agua, electricidad, internet, teléfono, transporte, etc., es importante para hacer un presupuesto promedio mensual, de manera que tendrás un aproximado de cuánto gastarás al vivir afuera. Recuerda que hay ciudades más caras que otras, así que te recomendamos que investigues el coste de vida específico de la ciudad en la que quieres vivir.

Leyes

Dependiendo de cuál sea el motivo por el cual deseas emigrar, conviene que investigues sobre las leyes. Es decir, ¿qué aspectos legales debes tener en cuenta si deseas emigrar por trabajo, estudio o negocios? En cada país es diferente, así que deberás conocer a qué tipo de visa debes aplicar y qué requisitos debes emitir desde tu país para convalidarlos en el extranjero. Puede que algunos de los documentos que necesites demoren en tramitarse, así que haz esta investigación con suficiente tiempo de anticipación para que tengas todos los recaudos que necesites para tramitar tu visa.

 

3. AHORRA DINERO

Recuerda: ya no estás en tu país. Ahora más que nunca debes apegarte a tu presupuesto y no excederte con gastos innecesarios. Esto puede marcar la diferencia entre quedarte el tiempo que esperas o regresarte a tu país por falta de dinero. Cada persona maneja su propio presupuesto, así que es importante que seas muy consciente de la cantidad de dinero que dispones y los gastos que debes hacer.

 

4. HAZLO DE MANERA LEGAL

Emigrar de manera legal siempre es la mejor decisión. Esto te dará muchas ventajas, además que evitará que seas explotado en el trabajo que consigas por tu condición de ilegal. Lo más sabio siempre es irse por lo transparente. Si ves que en el país que quieres emigrar se te presentan muchas trabas y se te hace cuesta arriba, lo mejor es que consideres otro destino.

 

5. CUMPLE LAS LEYES

Cada país tiene sus propias normas. Es importante que las cumplas, sobre todo por tu condición de inmigrante. Si no estás seguro de las leyes del país al que quieres emigrar, investiga. Hoy en día la web te ofrece una gran cantidad de información específica sobre cualquier tema. Sólo es cuestión de poner manos a la obra sobre el tópico en específico que quieres investigar.

 

6. ADÁPTATE

Suena sencillo, ¿no? Esta es la parte del proceso que más le puede costar a la mayoría. Ahora que estás en el país piérdete en él, júntate con nativos y aprende de sus costumbres. Involucrarse en la cultura es esencial para tener una buena adaptación. La idea es que seas abierto a las nuevas experiencias que te ofrecerá la cultura de tu país destino, la cual muy probablemente será bastante diferente a la del lugar del que provienes. Cada nueva experiencia es positiva y te ofrecerá un gran crecimiento personal.

Esperamos que estos tips hayan sido de utilidad, al menos para enfocar tu camino hacia el proceso de migración. No dudes en contactarnos y suscribirte al blog para mayor información.

Daniel Cortés

Carrito

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 496 suscriptores

Categorías de productos