Menú Cerrar

Conocido como el puerto de Europa, Portugal es culturalmente uno de los países con mayor predisposición y tradición positiva para con el pensamiento emprendedor. Sus características geográficas, sociales, económicas, culturales, y legislativas hacen del país peninsular uno de los escenarios más propicios en esta materia.

Emprender en Portugal puede convertirse en una experiencia realmente excitante y fructífera. De hecho, en este pequeño país existen, varios tipos de empresas, siendo los principales tipos,  las sociedades de responsabilidad limitada portuguesa, las sociedades públicas portuguesas y las sucursales o filiales de representación portuguesa. Por lo cual, es fácil adaptar sus deseos para emprender con las regulaciones lusas.        

Requisitos

Si bien Portugal es un Estado bastante flexible en lo referente a trámites migratorios, también posee regulaciones muy marcadas en lo referente a los procesos para iniciar actividades de tipo empresarial en el país luso.

Todo aquel que desea emprender en Portugal debe conocer que éstas están reguladas por varias leyes que regulan el régimen jurídico de cada asociación comercial, y especialmente por el “Código das Sociedades Comerciais”. A continuación mostramos los requisitos para poder iniciar actividades comerciales en Portugal.

  • Se debe poseer una visa válida para iniciar negocios, emprender en Portugal o realizar actividades económicas. 
  • Escritura pública de la constitución empresarial 
  • Dependiendo del tipo de emprendimiento a desarrollar, el Estado Portugués requerirá una inversión de capital para cada tipo de empresa, el cual se establece de la siguiente manera: 
    • Sociedad europea – 120.000 €
    • Holdings de inversión colectiva – 50.000 €
    • Sociedad anónima  – 50.000 €
    • Para una empresa de tipo establecimiento individual de responsabilidad limitada -50.000 €
    • Sociedad anónima unipersonal – 50.000 €
    • Sociedad unipersonal de responsabilidad limitada – 1 €
  • Obtener la tarjeta de residencia portuguesa.
  • Registrarse al seguro social portugués.
  • Cancelar los impuestos correspondientes a la actividad de emprendimiento que usted desee realizar en Portugal.
  • Registrar la empresa en el Registrador de Comercio Portugués. Si los fondos para fundar la empresa, provienen de otro país, el Estado exige que la empresa también sea registrado en la oficina de Inversión, Turismo y Comercio de Portugal. Igualmente, si la actividad de emprendimiento se realiza en las islas Azores o las Islas Canarias, el emprendedor debe consignar un certificado cedido por la Secretaria Regional de FInanzas.
  • Poseer una cuenta bancaria de la empresa.
  • El Estado Portugués exige que cada empresa posea un contador.
  • Si la empresa en apertura es una filial, el emprendedor deberá presentar una declaración al Repartição de Finançã y la Administración Fiscal

Pasos y recomendaciones para emprender en Portugal

Una de las grandes ventajas para emprender en Portugal, es que a diferencia de otros Estados Europeos, el país de los navegantes no restringe el capital extranjero ni el deseo de Emprender en Portugal, de hecho, el país posee las mismas regulaciones a emprendedores nacidos en Portugal, o en cualquiera de sus antiguas colonias. Incluso, para el Estado luso es innecesario mantener socios portugueses lo cual, lo diferencia abismalmente de otros Estados en el viejo continente.

  1. Registro IVA: El emprendedor en Portugal debe registrarse al IVA a menos que la empresa realice exclusivamente actividades comerciales que no generen impuestos.
  2. Formulario de solicitud: El emprendedor deberá consignar un formulario de solicitud para aperturar empresas firmado y sellado en la oficina de Registro Comercial en el que se contengan los datos de los accionistas (de existir).
  3. Formulario de solicitud: El emprendedor deberá consignar un formulario de solicitud para aperturar empresas firmado y sellado en la oficina de Registro Comercial en el que se contengan los datos de los accionistas (de existir).
  4. Diferenciar socios: Los socios y accionistas que no vivan en Portugal igualmente deberán obtener un número.
  5. Legalizar la actividad comercial a realizar: El emprendedor debe certificar su actividad económica en  Registro Nacional de Entidades Legales a través de una escritura pública.

Consideraciones Especiales

  1. Usar el sistema Empresa ña hora: Este régimen especial de sociedades online  permite al emprendedor crear y registrar una empresa en un tiempo abrumadoramente corto. El mismo surgió como una medida para aligerar la carga y el papeleo que implica cualquier trámite en el país luso teniendo en cuenta además la idea de “empresa libre” que emprende el Estado Portugués  
  2. Facilidad para las empresas de estantería: En Portugal las llamadas empresas de estantería son una gran opción. No es necesario iniciar desde cero.  En el país de los navegantes se caracteriza actualmente por un fuerte intercambio comercial que incluye incluso a empresas establecidas en territorio portugués. Al igual que con el sistema Empresa ña hora, este mecanismo agiliza impresionantemente el a veces engorroso papeleo de la administración portuguesa, haciendo factible que  el emprendedor pueda iniciar actividades comerciales en solo dos días después de la compra.
  3. El marco legal de las franquicias: El sistema jurídico portugués reconoce a cada empresa de franquicias como una filial de la empresa matriz, por lo cual, estas pueden operar bajo la normativa de dicha empresa matriz, por lo cual, estaría ya registrada.
  4. Los bajos impuestos lusos: Históricamente Europa ha tenido una tasa altísima de impuestos de tipo comercial. Pero tras la fuerte crisis económica que atacó al país durante las últimas dos décadas, El estado adoptó medidas para incentivar la inversión en el país, haciendo especial énfasis en aquellos que deseen emprenden en Portugal siendo extranjeros. Por tal motivo, los impuestos de esa tipología son bastante apetecibles para los inversores y emprendedores de todo el mundo.

En Portugal, el impuesto sobre la renta equivale a 21% y si ésta se ubica en las islas de Azores o en la mítica Madeira estos disminuyen en 4%. El impuesto al patrimonio es solo de el 1%. Además el Impuesto al valor agregado gira entre 17% y 23%  dependiendo de a actividad a emprender en Portugal.         


También te puede interesar

Emigrar a Portugal

Fuentes bibliograficas

AICEP Portugal Global  Invertir en Portugal Consultado el 27 de octubre del 2019

AT Autoridade Tributária e Aduneias Novas regras de facturação Consultado el 27 de octubre del 2019

República Portugesa Decreto lei 185/2009 12 de agosto Consultado el 27 de octubre del 2019

República Portugesa Criar uma empresa na hora Consultado el 27 de octubre del 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *