infomigration.com

Medios de obtención de nacionalidad española

Existen diversos medios de obtención de la nacionalidad española entre ellos se pueden mencionar (por nacimiento, residencia, opción, carta natural y posesión de estado).

Por origen o nacimiento

Como su nombre lo sugiere, toda persona que sea  hijo de padre o madre español tiene derecho a obtener una nacionalidad. En España, se le da más prioridad al criterio ius sanquinis que al criterio ius soli; es decir, se toma más en cuenta la nacionalidad de los padres, que haber nacido en territorio español. De igual manera, un individuo podrá ser considerado ciudadano español si cumple con alguna de las siguientes condiciones:

  1. Ser hijo de madre o padre español.
  2. Nacer en España y que uno de los padres (extranjeros) haya nacido a su vez en territorio español.
  3. Nacer en España y que ambos padres carezcan de una nacionalidad (apátridas). En este caso, se debe hacer un expediente en el Registro Civil cercano al domicilio para declarar la nacionalidad española con valor de presunción.
  4. Cualquier menor de edad nacido en España cuyos padres se desconoce la identidad o paradero. En este caso, se asume que nacieron en territorio español.
  5. Cualquier menor de 18 años que sea adoptado por un español. En caso de ser mayor de 18 años, tendrá que esperar un plazo de 2 años a partir del momento de la adopción para optar por la nacionalidad española.  

Por residencia

Es posible solicitar la nacionalidad por residencia al haber permanecido en el país durante 10 años. Sin embargo, existen diversos escenarios en los cuales este tiempo se puede reducir. Estos son:

  1. Si el individuo está en condición de refugiado, el tiempo se reduce a 5 años.
  2. Si la persona tiene nacionalidad de origen de los siguientes países iberoamericanos: Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o que sea de origen sefardí; el tiempo se reducirá a 2 años.
  3. El tiempo de espera se reducirá a un año para los siguientes extranjeros:
  • Aquellos que hayan nacido en territorio español.
  • Que no haya ejercido de manera oportuna la facultad de optar por la nacionalidad.
  • Hayan estado sujetos legalmente a la tutela, cuidado o acogimiento de un ciudadano o institución española durante dos años consecutivos.
  • Quienes en el momento de la solicitud lleven un año casado con un ciudadano español.
  • Viudos de un ciudadano español (en estos dos últimos casos es menester que no se hayan separado legalmente o de facto).
  • Cualquier individuo nacido fuera de España pero que sus padres y abuelos hayan sido españoles (aun cuando sus padres hayan nacido también fuera de España).

Por opción

Una persona tiene la posibilidad de elegir si desea la nacionalidad o no. Si el individuo cumple con algunas de estas condiciones:

  1. Esté o haya estado sujeto a la patria potestad de un español. Esta opción es viable hasta el momento en que el solicitante cumpla 20 años o pasen dos años después de haber cumplido la mayoría de edad.
  2. Si su padre o madre es  español y haya nacido en España.
  3. Cuando se realiza la determinación de la filiación es decir, cuando se establece quiénes son los padres de la persona; o la determinación de nacimiento en España posterior a los 18 años de edad. Una vez realizado alguno de estos procesos, va a tener un plazo de 2 años a partir de ese momento para optar por la nacionalidad española de origen.
  4. Es adoptado por españoles después de haber cumplido los 18 años de edad. Al igual que el caso anterior, va a tener un plazo de 2 años para consolidar el derecho a la nacionalidad a partir del momento en que haya sido adoptado.

Por carta natural

Otra forma excepcional para la obtención de nacionalidad española es mediante de Decreto Real por parte del gobierno. Tras hacer una valoración de las circunstancias excepcionales del solicitante. Algunos requerimientos para postularse a dicha opción son: jurar fidelidad al rey y obediencia a la constitución y sus leyes, que se renuncie a la nacionalidad anterior y que la obtención se inscriba en un Registro Civil del país.

Por posesión de estado

Finalmente, al poseer y usar de manera continua la nacionalidad española durante un lapso de 10 años, siempre y cuando esté basada en un título inscrito en el Registro Civil y haya sido utilizada con buena fe, es posible consolidar dicha condición de ciudadano español.

Esto está pensado en los casos en que una persona se haya nacionalizado en un consulado de España en su país de origen (y posteriormente decide ingresar a España) pero que carezca de DNI y que de alguna u otra manera se haya anulado el título que había originado la nacionalización.

Imagen cortesía de https://www.ociolatino.com. Todos los derechos reservados.

Carrito

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 485 suscriptores