infomigration.com

¿Cómo obtener residencia permanente en el Reino Unido?

La obtención de la residencia permanente es uno de los objetivos principales de muchos de los inmigrantes que desean pasar el resto de sus vidas en el Reino Unido, sin embargo, las políticas migratorias  de este país son estrictas y requiere que se cumplan una serie de requisitos para que la solicitud sea aprobada con éxito.

¿Qué diferencia hay entre la residencia temporal, la permanente y la ciudadanía?

La diferencia entre estos términos recae en los derechos y tiempo de estadía a los que se le permite al inmigrante acceder. La residencia temporal posee un tiempo limitado y no le da a la persona reconocimiento como ciudadano del país del Reino Unido donde se encuentra, pero sí le permite trabajar, estudiar o realizar cualquier otra actividad que no afecte negativamente al país.

La residencia permanente le otorga al usuario el derecho de permanecer de manera indefinida en el Reino Unido, mientras obtiene los beneficios de poder estudiar, trabajar y trasladarse sin restricciones, es decir, sin necesidad de permisos de trabajo o visas.

En el caso de la ciudadanía o la nacionalidad, el inmigrante se convierte en ciudadano del Reino Unido, o más específicamente de uno de los países que lo conforman, los cuales son Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Una vez el inmigrante se convierte en ciudadano, obtiene el derecho a participar en elecciones, a un pasaporte del Reino Unido y todos los demás beneficios que poseen las personas originarias de esta unión.

¿Cómo se puede obtener la residencia permanente en el Reino Unido?

Para solicitar la residencia permanente o indefinida, el inmigrante necesita cumplir con unos ciertos requisitos, en los que se encuentran por lo general el haber estado residenciado mínimo 5 años en territorio del Reino Unido, sin haberse ausentado durante más de seis meses por cada año, así como ser considerado una persona cualificada (por trabajo, estudios, etc.) a lo largo de toda su estancia. Algunas formas de obtener la residencia permanente son las siguientes:

  1. Llevar un año casado con un ciudadano del Reino Unido.
  2. Poseer un permiso de residencia por más de 4 años. Es importante tener en cuenta que durante este periodo debe haber estado trabajando sin interrupción.
  3. Llevar residiendo legalmente en el Reino Unido por más de 10 años.
  4. Tener un familiar directo residiendo por más de 5 años o que posea la residencia permanente en algún país miembro de la EEA (Espacio Económico Europeo).
  5. Que un familiar directo, que ha estado empleado en el Reino Unido se encuentre jubilado.

Las personas que cumplan con los requisitos básicos, son elegible para la residencia permanente sin necesidad de ningún trámite de solicitud. Sin embargo, es posible solicitar un documento que certifique la residencia permanente, lo cual es lo más recomendable, en especial si el inmigrante se ve en la necesidad de realizar algún trámite o tiene la intención de solicitar la ciudadanía o nacionalidad.

Es importante recalcar que, una vez obtenida la residencia permanente, el inmigrante no se ausente del país por más de dos años, o existirá la posibilidad de que dicho estatus sea revocado.

¿Cómo se solicita el documento de residencia permanente?

Para solicitar este documento se necesita demostrar que se ha estado viviendo legalmente en el Reino Unido por más de 5 años, para ello se debe enviar la solicitud con los siguientes documentos:

  • Justificativos: estos van en función de la situación del inmigrante en el país, si es asalariado, autónomo, solicitante de empleo, estudiante, pensionista, entre otros.
  • Certificado de registro: este documento puede solicitarse al llegar al país o durante su estancia en el Reino Unido y sirve como prueba del estatus del inmigrante.
  • Pruebas de residencia: en este caso se necesita de un justificativo que pruebe que se ha estado viviendo en el país durante el tiempo requerido, los más usuales suelen ser facturas o contratos de alquiler.
  • Documentos: de la misma forma que el punto anterior, aquí se busca presentar una prueba que demuestre que ha estado trabajando (por cuenta propia o ajena), estudiando, se es autosuficiente o que se está buscando trabajo.

El monto a pagar en este caso no debería ser superior a lo que cuesta para un ciudadano nacional la expedición de un documento de identidad. Al enviar la solicitud, la administración deberá expedir un documento de residencia en un periodo corto, pero que puede variar dependiendo de una serie de factores.

El inmigrante debe estar informado sobre cualquier requisito especial que pueda necesitar dependiendo de su país de origen, así como a cualquier cambio que pueda presentarse en las leyes migratorias en los próximos meses debido a el Brexit (salida del Reino Unido de la Unión Europea). Por lo que le aconsejamos obtener una guía o asesoría personalizada que le ayude con su situación en particular y ante cualquier imprevisto.

Imagen cortesía de (bristolenos.com), todos los derechos reservados.

Diana Landaeta

Carrito

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 490 suscriptores