infomigration.com

¿Qué tan fácil es para un extranjero ser emprendedor en Chile?

Miembros del ecosistema reconocen la importancia del trabajo realizado por la aceleradora Start-Up Chile, al posicionar al país como un polo de emprendimiento y fomentar la llegada de extranjeros, quienes vienen con el objetivo de desarrollar sus negocios y explorar un nuevo mercado.

Pero también advierten que existen importantes barreras para quienes llegan solos y también para aquellos que lo hacen bajo el alero del programa de Corfo, principalmente en acceso a financiamiento y dificultades para obtener cuentas corrientes para sus emprendimientos.

También hay trabas para obtener la residencia permanente, aspecto en que se propone una revisión de la ley migratoria -vigente hace cuarenta años- para abordar el aumento de extranjeros interesados en hacer negocios en Chile y agilizar los plazos de tramitación en el caso de los emprendedores.

Una realidad, que a juicio de los expertos, se contrapone con las facilidades que ha implementado el Estado en los últimos años para constituir una empresa en el país, como la creación de la plataforma Tu Empresa en un Día y la menor burocracia en el Servicio de Impuestos Internos.


ANASTASIA GUTKEVICH: “Tres meses para una visa es demasiado tiempo”

Para la emprendedora rusa, creadora de Bifidice, un helado probiótico para niños, embarazadas y personas que han terminado recientemente tratamientos con antibióticos, existen algunos problemas burocráticos para los emprendedores extranjeros. Si bien no tuvo dificultades para levantar su startup, hoy enfrenta un problema práctico, pero que en su caso afecta los planes de la empresa: la caducación de su visa temporal. Lo que pudo haber sido un sencillo trámite de renovación o solicitud permanente, para ella así como para otros emprendedores, ha significado una gran espera. “El trámite dura 90 días para que den una respuesta, tres meses es demasiado tiempo, considerando que no dan la visa, sino una respuesta. Sería muy útil reducir los plazos del documento permanente para los emprendedores”, plantea Gutkevich.

Un problema que cobra relevancia hoy, porque debe viajar por Chile y Latinoamérica para construir redes de franquicias y dar a conocer su programa de salud para niños con alergias, problemas respiratorios y digestivos.


ROCÍO FONSECA: “Los bancos no contemplan a los emprendedores”

Para la directora ejecutiva de Start-Up Chile, las dificultades que tienen los emprendedores extranjeros son claras. Una se relaciona con la apertura de instrumentos bancarios, un ítem en el que comienzan a trabajar. “Los bancos les piden más requerimientos a los extranjeros, hay políticas antiguas, análisis de riesgos que no contemplan el nuevo movimiento de emprendimientos tecnológicos y aunque cuesta romper con eso, es una tendencia que está empezando a cambiar”, dice. Una evolución que responde a nuevas necesidades, dado que sólo en Start-Up Chile un 40% corresponde a emprendedores nacionales y 60% a extranjeros, esta última cifra ha variado, en 2010 era el 90%. Otra dificultad para ellos, que han sabido convertir en una fortaleza, comenta Fonseca, es la “necesidad de subsistir”, por lo que generan redes de contacto más rápido, algo que a la larga tiene ventajas comerciales. Según cifras de la aceleradora, a mayo de 2016, los extranjeros vendían cinco veces más que los chilenos.


CARLOS HARMS: “Hay que destrabar la llegada de emprendedores al país”

El abogado de la Unidad de Defensa del Emprendedor de Asech, Carlos Harms, señala que la vía para los extranjeros que no llegan al país de la mano de Start-Up Chile, es obtener una visa de inversionistas o comerciante que les posibilita residir en el país por más de 90 días, con motivo del desarrollo de actividades económicas como inversionista o empresario. Pese a esta opción, el experto advierte la urgencia de revisar la normativa chilena. “Frente a la gran cantidad de movilización de personas a Chile desde diversos países es urgente revisar la ley migratoria del país, que tiene más de cuatro décadas de vigencia. Hay que generar nuevas políticas públicas que destraben la llegada de emprendedores al país”.

Explica que si bien Start-Up Chile o la nueva Visa Tech son incentivos importantes para los emprendedores interesados en usar al país como plataforma de emprendimiento, quedan aspectos legales por mejorar para hacer más ágil su ingreso. “El cambio en las políticas públicas permitirá a Chile ser un foco interesante para los extranjeros”, concluye.


CHRIS STRUVE, DE FRACTTAL: “conseguir cuentas bancarias es una odisea”

Para el fundador y CEO de la startup colombo-venezolana Fracttal, dedicada a las soluciones de gestión de activos, mediante hardware y software propios, hay una barrera clave: lograr la apertura de cuentas bancarias para el emprendimiento.

“Abrir una empresa en Chile es muy fácil, versus otros países de Latinoamérica, no obstante, lo más difícil es abrir una cuenta bancaria, y sigue siendo un tema no menor para proyectos más importantes, por ejemplo, ampliar el cupo en la tarjeta de crédito es una odisea”, comenta el emprendedor venezolano. Struve detalla que en esa línea, los problemas surgen incluso al tener visa de residentes. Agrega que en el caso de Fracttal sólo pudieron solucionar el aspecto bancario cuando uno de los integrantes consiguió la residencia definitiva, algo que no en todos los casos es posible de alcanzar.

Agrega que esto afecta a las startups, aún más cuando comienzan a escalar y facturar. Una problema que se da en contraposición a las facilidades estatales para crear una empresa.

 

Fuente: DF.CL

Freddy Campos

Carrito

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 485 suscriptores